Reserva ahora tu consulta de diagnóstico gratuito

Consecuencias y Soluciones a la Pérdida de Dientes

Consecuencias y Soluciones a la Pérdida de Dientes



¿Qué ocurre cuando perdemos dientes y no los reponemos?

A menudo, cuando el paciente pierde una pieza dental, opta por dejar el hueco y no hacer nada, pensando que ahí acabó el problema. Sin embargo, esto es  un gran error porque, el espacio que ha quedado entre los dientes, provoca una alteración en la boca que puede conllevar graves problemas bucales. 

Consecuencias: 

  • Reabsorción del hueso alveolar en mayor o menor grado. Los cambios se traducen no sólo  en la forma de los maxilares, sino que la estética facial también se ve afectada. Se produce un envejecimiento del rostro, el denominado, perfil de bruja. Con la pérdida de uno o varios dientes, aparecen arrugas en las mejillas y alrededor de la boca. Cuando no hay dientes, el hueso que los soporta tiende a encogerse por la falta de estimulación que ejercía la presión de los dientes al masticar.  El hueso va perdiendo altura y anchura conforme pasa el tiempo y a medida que esto ocurre,  la encía que lo recubre también se encoge. Se crea por tanto, una concavidad y los restos de alimentos van impactando y las raíces quedan en el exterior exponiéndose a infecciones, sensibilidades…
  • Cambio en la posición de todos los demás dientes. Tanto las piezas adyacentes como las del maxilar opuesto comienzan a desplazarse, girarse e incluso tumbarse. Visualmente notamos como los dientes se separan. 
  • Desplazamiento de los dientes opuestos a los dientes perdidos. Cuando perdemos un diente, los dientes opuestos o antagonistas, tienden a crecer buscando el contacto con los dientes perdidos, al no encontrar oponente, siguen creciendo hasta perder todo el tejido de soporte, generándose así, movilidad y la futura pérdida del diente. 
  • Caries: al crecer los espacios libres, varía el punto de contacto entre los dientes. Esto genera espacios más difíciles de limpiar bien, quedando así, placa acumulada y formando caries. 

¿Cuál es la mejor opción para reponer?

Una de las cosas que tenemos que tener presente cuando perdemos un diente es que, no solamente estamos ante una situación que afecta a la estética y funcionalidad de la boca del paciente  sino que también, hay que destacar que es posible la movilidad del resto de los dientes por lo que, estaremos hablando de un desajuste tanto a nivel funcional como oclusal.

De este modo, podemos afirmar que la pérdida de un diente es el inicio del deterioro del resto de las piezas dentales y de ahí la importancia de someterse a un implante dental y más , si tenemos en cuenta que ,a día de hoy, contamos con una amplia variedad de opciones en implantología que nos permiten elegir aquella técnica que mejor se ajusta a las necesidades del paciente. 

Es necesario evaluar cada caso en particular, para poder decidir cual es la mejor opción para reponer, como cantidad de hueso disponible, espacio, economía del paciente, expectativa estética… y un largo etc. Lo decidiremos con ayuda de radiografías, TAC , fotos, modelos de estudio con escáner…