Reserva ahora tu consulta de diagnóstico gratuito

Diferencias entre Coronas y Carillas Dentales

Diferencias entre Coronas y Carillas Dentales



 

¿Coronas o Carillas Dentales?

Ambas cubren el diente de ahí la confusión que genera en la población, al igual que ambas se utilizan en diversas ocasiones para mejorar estética. Pero… ¿Cuándo debemos decantarnos por una u otra opción?

 

¿Qué son las carillas?

Las carillas son el tratamiento restaurador de moda y es que  , es un tratamiento con el que conseguimos una sonrisa de ensueño sin apenas tocar nuestros dientes, nos gusta porque es un proceso totalmente reversible.

Son unas pequeñas láminas que se adhieren al diente en su parte frontal mediante técnicas adhesivas. Y podemos modificar longitud, forma, color e incluso posición si se trata de pequeños defectos. Si estos defectos son muy grandes ya recurrimos a ortodoncia antes de realizar alguno de estos tratamientos restauradores. 

Dependiendo de los requerimientos de cada persona, escogeremos colocar carillas de composite o de cerámica. 

Sin embargo, no se recurre a ellas para solucionar ningún aspecto funcional, pues el diente sobre el que se colocan, debe de estar sano.

 

¿Qué son las coronas?

Las coronas son fundas que se colocan sobre un diente o un implante. Lo que conseguimos con ella es obtener una pieza dental nueva y renovada, confeccionada a medida para simular un diente natural y sustituirlo a todos los efectos entre los que se encuentra el soportar las fuerzas masticatorias. La diferencia fundamental reside en que las coronas ofrecen también una solución funcional mientras que las carillas solo es estética.

 

Diferencias entre carillas y coronas dentales:

 

Área que cubren

Como las carillas solo tienen finalidad estética solo cubren la cara externa de los dientes para mejorar su aspecto.

Las fundas deben de cubrir totalmente  el diente o el implante .Solo así tendremos el ajuste necesario para realizar la función masticatoria y soportar la fuerza de la masticación.

Tallado

Para colocar una corona es necesario tallar el diente en todo su perímetro unos 2mm, sin embargo en las carillas es un mínimo tallado, a veces incluso, no es necesario tallar nada como ocurre con las carillas que son láminas muy finas como una lentilla. Y aunque hubiese que tallar lo haríamos tan solo unos 0,3 y 0,7 mm que es lo que necesitamos para poder ajustarla al diente natural. 

Finalidad

Las coronas también están indicadas para realizar un puente dental. Es una estructura formada por varias fundas cuya finalidad es suplir la ausencia de uno o varios dientes. 

Además, las coronas se ponen tras haber llevado a cabo una  cirugía de implantes dentales o para proteger una pieza que ha sido dañada por diversos motivos como puede ser un diente afectado por una gran caries, una fractura, desgaste o endodonciada. 

Las carillas, por otra parte, posibilitan la modificación de forma, tamaño, color o posición de un diente. Nos permiten personalizar y rediseñar la sonrisa gracias a programas especiales de diseño de sonrisa donde se trata de diseñar su sonrisa ideal.

Otra diferencia es que las carillas no se colocan en molares sino que se adhieren en los dientes visibles en la sonrisa como son incisivos , caninos y en algunas sonrisas amplias, también en premolares. 

Material

Tal como adelantábamos anteriormente, las carillas se pueden confeccionar en porcelana o composite.

Las de porcelana cuentan con la ventaja de ser más estéticas, resistentes y duraderas, además de no perder brillo ni teñirse con el tiempo, con los cuidados adecuados puede durar muchos años. 

Las de composite, por el contrario, necesitan revisiones periódicas para que el dentista realice un pulido y las retoque. Pero son sustancialmente más baratas que las carillas de cerámica. 

Aunque las coronas pueden estar fabricadas también en diferentes materiales, metal-cerámica o porcelanas, pero las más estéticas son las de zirconio. Estas son, las que colocamos en dientes anteriores. 

Pero en molares por una cuestión de resistencia y funcionalidad casi siempre empleamos coronas de metal cerámica, pues no se ven al sonreír y son más baratas. 

 

Conclusión

Importante resaltar que no son tratamientos excluyentes.

Cada diente exige un abordaje independiente y un estudio personalizado, por lo que, en función de la persona, puede ser recomendable la combinación de carillas y coronas. 

Lo mejor es ponerte en manos de un especialista en estética Dental para obtener un diagnóstico preciso. Por eso, te invitamos a conocer el equipo de Herrrera & Cores para poder valorar tu caso sin ningún tipo de coste ni compromiso para ti. ¡Te esperamos!