Reserva ahora tu consulta de diagnóstico gratuito

Limpieza dental: como se hace y cada cuanto tiempo debe realizarse

Limpieza dental: como se hace y cada cuanto tiempo debe realizarse



Es una de las intervenciones más sencillas de los tratamientos realizados en odontología. Su objetivo es eliminar la placa bacteriana y el sarro que se acumula en los dientes, la línea gingival y los espacios interdentales.

¿Cada cuanto tiempo debe realizarse?

Por muy bien que te cepilles los dientes y utilices la cinta dental, siempre quedan zonas difíciles de alcanzar, y son esas zonas precisamente donde la placa bacteriana se solidifica en forma de depósitos de sarro. Es por todo esto, que todos debemos de realizarnos al menos una limpieza al año en nuestra clínica dental de confianza y es ahí donde nos recomendaran si necesitamos alguna más un tiempo después.

Es frecuente en consulta la pregunta de ¿es cierto que podría causar algún daño a nuestros dientes o encías?

La respuesta es NO. Una limpieza dental realizada por profesionales no debería causar ningún daño a nuestros dientes o encías. Por eso, y para evitar riesgos, es importante que acudamos a un especialista a llevarla a cabo.

Doctora, ¿después de las limpiezas me puede quedar sensibilidad? Esta es otra de las preguntas frecuentes que nos realizan en consulta .

Os diré que en casos concretos sí. Puede causar una cierta sensibilidad dental que no suele durar más de una semana. Esto sucede al dejar al descubierto partes del diente que antes quedaban cubiertas por el sarro.

¿Cómo se realiza una limpieza dental?

En primer lugar le daremos al paciente una pastilla de eritrosina que lo que hace es teñir todas aquellas zonas que tienen sarro, de este modo también el paciente podrá comprobar qué cantidad tiene y en qué zona debe de mejorar su higiene bucal.

A continuación con ayuda de un ultrasonidos que genera una vibración y agua a presión, procedemos a eliminar este sarro. Al terminar pasaremos una copa o cepillo de pulido con una pasta especial para ello, para devolverle a los dientes una superficie lisa y brillante que le caracteriza.

Siempre en estas sesiones, nuestra higienista le explica de forma individualizada, la técnica de cepillado y la utilización del raspador lingual, le enseña la utilización de la cinta dental y también cepillos interdentales si fuese necesario.

Y por último se le aplicará al paciente una cubeta con flúor para remineralizar el esmalte.

Asi que, ya lo sabes, ven a visitarnos y nuestro equipo te ayudará y asesorará sobre cuáles son tus necesidades.