Reserva ahora tu consulta de diagnóstico gratuito

Piorrea y Gingivitis: Causas, síntomas y solución

Piorrea y Gingivitis: Causas, síntomas y solución



¿Cuales son las enfermedades más comunes de las encías?

La gingivitis y la periodontitis o comúnmente llamada piorrea, son las enfermedades de las encías más comunes.

La gingivitis es una enfermedad reversible que causa inflamación de la encía alrededor del diente. Cuando no se trata, evoluciona y se complica dando lugar ya a una piorrea.

La periodontitis o enfermedad periodontal (piorrea), es una enfermedad crónica infecciosa producida por bacterias. Produce inflamación en la encía alrededor de los dientes afectando también al hueso que sujeta los dientes.

Nosotros le llamamos la enfermedad silenciosa porque casi siempre cursa sin dolor por lo que el paciente no es consciente de que la tiene hasta que ya está en estado muy avanzado de la enfermedad. Es por ello, que te recomendamos que la añadas a tu lista de prioridades porque sus consecuencias son muy graves para la salud general, nada más y nada menos que se la relaciona con 22 enfermedades sistémicas, entre ellas enfermedades cardiacas.

Pero si nos centramos en la gingivitis, los índices ascienden casi al 95% de la población, y si tenemos en cuenta que para que exista periodontitis tiene que existir previamente una gingivitis, nos hace pensar que todos los pacientes que presentan piorrea, podrían haberla prevenido si hubiesen tomado una serie de medidas a tiempo.

¿Cual es la causa de que aparezca?

Hay factores propios del individuo como son, la flora bacteriana, la predisposición familiar, el pH de la saliva, alteraciones hormonales o ciertas enfermedades como la diabetes. Pero el factor principal es el acúmulo de sarro, producido por falta de cepillado o mala técnica y por no realizar la limpieza entre dientes.

¿Cuales son sus síntomas?

De la gingivitis: inflamación e hinchazón de la encía, color rojo de la encía, sangrado al cepillarse
De la periodontitis: inflamación e hinchazón de la encía, sangrado con el cepillado o espontáneo, retracción de la encía, exposición de la raíz del diente, movilidad dental o mal aliento.

¿Cómo influye el tabaco?

¡Ojo a los fumadores! PASA MUY DESAPERCIBIDA PORQUE ESTOS PACIENTES NO SUELEN PRESENTAR SANGRADO porque el tabaco camufla la enfermedad.

Y sí, los fumadores tienen 3 veces más riesgo que los no fumadores. Y lo peor de todo, la respuesta al tratamiento, puede ser mucho peor.9 de cada 10 tratamientos que no responden, se dan en fumadores. Y no solo eso, si no que el riesgo de reaparición es mucho más elevado.

¿Cómo se soluciona?

En el caso de la gingivitis, en la mayoría de los casos basta con hacer una higiene o tartrectomía, para eliminar el sarro pegado al diente.

En la piorrea hay que realizar un tratamiento periodontal con periodontograma (es la forma de controlar cuanta cantidad de hueso han perdido los dientes y llevar unos controles posteriores), serie radiográfica para ver la cantidad de hueso perdida y descartar posibles focos infecciosos y el raspado y alisado radicular de los dientes para eliminar el sarro y el tejido inflamatorio acumulado debajo de la encía.

¿Hay alguna solución cuando se mueven los dientes?

Es importante tratar para detener la pérdida de hueso y evitar que se pueda llegar a perder todos los dientes.

Es muy importante acudir al dentista antes de llegar al último estado, porque tenemos que observar todo el hueso posible para poder rehabilitar la zona con implantes. Si esperamos mucho nos podemos encontrar con que no dispongamos de hueso suficiente para rehabilitar y tengamos que utilizar ya , técnicas de regeneración.

¿Es muy importante el mantenimiento en pacientes de enfermedad periodontal?

Es importante después del tratamiento tener una buena higiene, cepillarse 3 veces al día (preferiblemente con cepillo eléctrico) durante al menos 2 minutos, realizar la limpieza interproximal y utilizar una pasta especial para encías, que ayude a reducir la inflamación. Además es importante acudir a las citas de mantenimiento para realizar higienes y mantener siempre las encías sin inflamación.

Etiquetas: Periodoncia