Reserva ahora tu consulta de diagnóstico gratuito

Reponer dientes: consecuencias y soluciones

Reponer dientes: consecuencias y soluciones




¿Por qué es tan importante reponer los dientes perdidos?

A menudo, cuando el paciente pierde una pieza dental opta por dejar el hueco y no hacer nada, pensando que ahí acabó el problema. Sin embargo, esto es un gran error. El espacio que ha quedado entre los dientes provoca una alteración en la boca que puede conllevar graves problemas bucales.

Cuando perdemos un diente no solo quedamos ahí con un hueco y ya está, sino que también la estética facial también se ve afectada.

  • En primer lugar, se produce una reabsorción del hueso de esa zona y el desplazamiento de los dientes vecinos, porque siempre que haya sitio libre, irán hacia él y esto genera alteraciones en la oclusión, es decir en la forma de morder provocando contactos prematuros, sobrecargas…
  • Envejecimiento del rostro, el denominado PERFIL DE BRUJA. Aparecen arrugas en mejillas y alrededor de los labios.
  • Se dejan de pronunciar bien determinados sonidos.
  • Dificultad en la masticación y digestión de los alimentos hasta la generación de procesos infecciosos. La boca es un perfecto triturador y cuando faltan dientes, los alimentos ya no se trituran bien, por lo que, la capacidad de absorción intestinal se ve reducida y consecuentemente, la asimilación de alimentos se ve mermada.
  • Cambio en la posición de los demás dientes. Tanto en las piezas adyacentes como en las del maxilar opuesto. Todas comienzan a desplazarse, girarse, descolgarse e incluso tumbarse. Visualmente notamos como los dientes se separan.
  • Se forman caries entre los dientes. Al cambiar la posición, se generan espacios más propensos a acumular placa y como consecuencia, provocan caries interproximales.
  • Cuando no hay dientes, el hueso que los sostiene tiende a encogerse por la falta de estimulación que ejercía la presión de las piezas al masticar. El hueso va perdiendo altura y anchura y con él, la encía, creándose una concavidad en la que se van impactando los restos de alimentos favoreciendo la aparición de caries. Y las raíces quedan expuestas exponiéndose a infecciones, dolor por sensibilidad etc.
  • Dolor facial, de cabeza, de oídos, problemas o dificultad para abrir o cerrar la boca.

 

¿Cuál es la mejor solución para reponer dientes?

Con todo lo que acabamos de exponer, podemos afirmar que la pérdida de un diente es el inicio del deterioro del resto de piezas dentales y de ahí la importancia de someterse a un implante dental y más si tenemos en cuenta que a día de hoy contamos con una amplia variedad de opciones en implantología que nos permiten elegir aquella técnica que mejor se ajusta tanto a nuestras necesidades como situación económica. Por otra parte, una de las razones por las cuales son muchos los pacientes que no llevan a cabo este tratamiento se deben a que piensan que se trata de un proceso doloroso y complejo siendo la realidad muy distinta puesto que estamos ante una intervención sencilla y prácticamente indolora en la cual se implante una raíz artificial de titanio y una vez que se haya integrado en el hueso será momento de finalizar esta intervención con la colocación de la prótesis dental.

Por último, decir que con la salud dental no debemos dejarnos guiar por el aspecto físico, ya que existen muchos factores bacteriológicos y estructurales que pueden afectar a corto y a largo plazo a nuestra salud. Siempre es aconsejable consultar con el dentista de confianza cuando se produzca algún percance, como puede ser en este caso, la pérdida de una pieza dental..